21-02-2008

Lago Puyehue y la Reivindicación de un Paraje Maravilloso





Salir de Futrono fue fácil, lo difícil fue olvidar el mal rato. El periplo se extendió por Paillaco y su impresionante sequedad humana, el grandioso Río Bueno y la ciudad que engalana su s orillas, San Pablo o la modestia de un pueblo sureño hasta llegar al gran Osorno, capital provincial y eterna rival de la inigualable Valdivia, después de todo, si el mismísimo fundador del Chile colonial, Don Pedro, dió su apellido a aquella ciudad, me imagino que fue por ver en ella lo mejor de nuestro territorio austral.

En Osorno nos aprovisionamos de víveres y esperanzas para tomar rumbo a Entre Lagos, ciudad pequeña alojada en la orillas del bellísimo Lago Puyehue. Fue precisamente ahí, donde la luna comenzó a brillar nuevamente.


1 comentario:

maria jose dijo...

aunque me carga como salgo en la foto y no se nota mi cara de felicidad al haber llegado por fin a un camping a orillas del lago fue increible...y todavi quiero comer el pie de limon jajjajaj de las tias, por eso pa estas vacaciones tenemos que volver de nuevo